•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Central Nuclear de Almaraz (CNA) invertirá este año 75 millones de euros para mejorar sus instalaciones, según su director, José María Bernaldo de Quirós, quien detalla que las inversiones más importantes se abordarán en la instalación de un nuevo alternador -entre 35 y 40 millones-, la sustitución de las bombas del circuito secundario -unos 12 millones- y la soldadura que se hará sobre las soldaduras existentes en el presionador que controla la presión del circuito primario -alrededor de 6 millones-.

También se continuará con el cambio de la instrumentación de analógica a digital, que se viene haciendo desde hace tiempo -2,5 millones de euros-, y la mejora de la grúa para mover el combustible -un millón-.

Todas estas inversiones están encaminadas a que la central nuclear siga renovando sus equipos con el fin de estar preparada para seguir funcionando en los próximos años, toda vez que el 8 de junio de 2010 expira su actual permiso de explotación.

Anuncios
Anuncios

En este sentido, el director de la central recuerda que se trabaja en la continuidad de la factoría energética más allá del 2010, ya que considera que, en la actualidad, a nivel internacional, "la construcción de nuevas plantas es algo imparable"

Bernaldo de Quirós no cree que la central de Santa María de Garoña (Burgos), que tiene que renovar su licencia este año, vaya a ser cerrada, más aún cuando tiene previsto un gran volumen de inversión en los próximos años y cuando está inmersa en un proceso de recarga de combustible ahora mismo, por lo que no ve lógico "recargar combustible para sacarlo en el mes de mayo".

Sobre la renovación de la licencia de Almaraz, su director explica que este año hay programadas cinco inspecciones del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) focalizadas en la renovación de la licencia y, que a final de año, este órgano tendrá más o menos elaborado el informe para someterlo a la consideración del Gobierno central. "Creemos que la central está en perfectas condiciones", asegura Bernaldo de Quirós, que resalta que "en la renovación del permiso quien es competente es el Ministerio de Industria de España".

En cuanto al funcionamiento en 2008 de la planta, su director se muestra muy satisfecho porque ha sido el mejor año que han tenido nunca en la Unidad II y porque el 2008 no se registró ninguna parada no programada.

La Unidad II estuvo acoplada a la red los 366 días del año y produjo 8.615 millones de kilovatios/hora, mientras que la Unidad I, cuyo combustible fue recargado en el primer semestre del año, produjo 7.474 millones, lo que establece que la central nuclear generó en todo el año 16.089 millones de kilovatios/hora.

Bernaldo de Quirós avanza, sin embargo, que se presenta un complicado año 2009 porque han de parar las dos unidades para recargar combustible.

La primera recarga comenzará el 20 de abril en lo que será un proceso normal de 33 días, pero la segunda, a partir del 26 de octubre, conllevará un proceso complicado, ya que se han planificado grandes cambios de equipos durante dicha recarga.

El 2008 la central llevó a cabo su simulacro anual de emergencia y entre el 27 de octubre y el 14 de noviembre recibió a un grupo de 24 técnicos expertos procedentes de 9 países que hicieron una evaluación externa de la instalación.

Bernaldo de Quirós subraya los excelentes resultados en materia de protección radiológica y ha insistido en el trabajo que realiza la empresa en la formación tanto de sus trabajadores de plantilla como de los de las empresas contratistas.

Así, el año pasado se impartieron 257 cursos que contaron con más de 2.600 asistentes; la media de horas de formación en la central nuclear es de 129 por persona.


Galería de imágenes