•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Uno de los seis detenidos en Cáceres por la muerte de un colombiano en mayo de 2008 queda en libertad, mientras que los otros cinco permanecen detenidos, según informa la delegada del Gobierno en Extremadura, Carmen Pereira, y recoge El Periódico Extremadura.

Pereira destaca la "estrecha colaboración" entre la Benemérita y la Policía Nacional para llevar a cabo esta operación, que ha permitido la detención de personas "que podrían estar relacionadas como presuntos autores, colaboradores, o encubridores de la muerte del ciudadano colombiano que se produjo hace ocho meses". "Lo que sí que quiero poner de manifiesto es la estrecha colaboración que ha existido entre el Cuerpo Nacional de la Policía y de la Guardia Civil que han actuado de manera conjunta y por tanto a resultado más fácil esclarecer los hechos", sentencia la delegada del Gobierno y recuerda que la jueza ha decretado el secreto del sumario.

"Y puedo decirles poco más puesto que no me gusta desobedecer las instrucciones de los jueces y en este caso no puedo decirles mucho más", insiste Pereira, quien comenta que "el móvil se puede suponer que podría tratarse de un ajuste de cuentas y que estuviera relacionado con el tráfico de estupefacientes".

Cadáver de una joven en Badajoz

Por otro lado, el general jefe de la Guardia Civil en Extremadura, Jaime Alejandro Maldonado, informa sobre la marcha la investigación de la muerte de una joven de etnia gitana, cuyo cadáver apareció en el vertedero de Badajoz a finales de 2006 e indica que, mediante las pruebas de ADN, ya se ha hecho "un perfil del posible autor". "Lo que pasa es el que el tema está ahora en encontrar a la persona que coincida con ese perfil, en eso estamos, ya lo he dicho muchas veces que se trata de un tema muy complicado y fácil no es".

El jefe de la Guardia Civil precisa que se sigue "trabajando y contrastando", pero habrá que esperar a que "esa persona" aparezca en un fichero policial, incluso por "algún otro hecho que pueda cometer". "Ya le digo que tenemos todos los datos del ADN de esa persona, y ahora falta encontrar a esa persona que coincida con esos datos", aclara el teniente coronel, quien matiza que "el problema es que esa persona en principio no forma parte de ese banco".


Galería de imágenes