Dos encapuchados armados con una pistola y una navaja atracaron la madrugada del sábado el pub La Buhardilla, en la plaza de Santa María de la Cabeza, cuando en el interior se encontraban el propietario y nueve clientes. La Policía Nacional confirmó ayer el asalto, pero no ofreció detalles de los sucedido para no interferir en las investigaciones que se están llevando a cabo para detener a los presuntos ladrones.

El atraco se produjo pasadas las tres y media de la madrugada cuando, según relató el propietario del pub a este diario, quien prefirió que no se citase su nombre, dos personas encapuchadas accedieron al interior del local cuando estaban a punto de cerrar. Un grupo de personas acababa de abandonar el bar y aún quedaban nueve clientes terminando sus consumiciones. Uno de los atracadores apuntó con un arma a la cabeza de una de las chicas y el otro saltó la barra y puso una navaja en el costado al dueño del establecimiento.

Los asaltantes pidieron a todos que pusieran los móviles y el dinero sobre la barra. De la caja registradora se llevaron unos 1.500 euros. El hombre que apuntaba a la sien de la chica con un arma la retuvo y la llevó hasta la puerta con él antes de huir.

Anuncios
Anuncios

Este es el último suceso de lo que la Asociación de Empresarios de Santa Marina considera una "ola de atracos" que están padeciendo los comerciantes y hosteleros de la barriada desde el mes de diciembre. Según su presidente, José Antonio Trejo, desde esa fecha se han producido al menos 7 robos en otros tantos comercios y otros "cinco o seis" en establecimientos de hostelería. La Policía Nacional no confirmó ayer estos datos.

"Los propietarios y los empleados están asustados y se sienten desprotegidos", denunció Trejo, ya que, según dijo, en muchos de los robos los ladrones han amedrentado a sus víctimas con armas y temen "que algún día pueda ocurrir una desgracia", apuntó. Al parecer, la mayoría de los atracos en bares se han hecho aprovechando el cierre, cuando en la caja aún está la recaudación del día.

Trejo admitió que ha sido víctima de uno en su tienda de la plaza de Los Alfereces, donde también otro bar sufrió un atraco –la policía detuvo a los autores de éste último–. "A mí fue al descuido, pero se llevaron el dinero de la caja en un día de ventas muy bueno", contó. Ante la alarma que se ha creado entre los comerciantes y hosteleros de Santa Marina, la asociación de empresarios ha remitido un escrito a la Delegación del Gobierno para dejar constancia de su preocupación y exigir más policías en la zona.