•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La incorporación de 14 agentes de la policía local al ayuntamiento –ayer empezaron en prácticas y el 31 de mayo lo harán ya de manera oficial a la plantilla– ha generado una tormenta política entre gobierno local y oposición, con cruce de declaraciones sobre supuestas irregularidades en los tribunales opositores del ayuntamiento. El alcalde de Mérida, Angel Calle, recibió ayer a estos nuevos policías locales asegurando que "por primera vez en este ayuntamiento ha habido unos exámenes transparentes, limpios". Sin embargo, la portavoz del PP, Pilar Vargas, anunció ayer que su grupo impugnará la composición del tribunal que examinó a estos agentes, al considerar que "no estuvo válidamente constituido", y que irá a los tribunales si no se acepta esa impugnación.

Calle insistió en que no ha habido "ataduras políticas" en la selección de los agentes y que en todo momento se ha guardado el anonimato de los aspirantes para asegurar la transparencia.

Además, el gobierno local señala que "parece mentira que Pilar Vargas pida transparencia en los exámenes de la Policía Local, cuando el gobierno del PP, del que fue portavoz, realizó exámenes para la misma Policía Local que tuvieron que ser revisados por el actual gobierno, lo que supuso tener que echar a la calle a uno de las personas que aprobó y, además, incorporar a la plantilla municipal a dos personas que fueron suspendidas".

Por el contrario, Vargas argumentó que esas pruebas se hicieron sin la presencia del presidente y del vicepresidente de dicho tribunal, el alcalde y el delegado de Personal, Juan Espino, respectivamente, por lo que el órgano selectivo "no debía constituirse". No obstante, explicó que a pesar de que "ninguno de los dos se presentó, porque había dudas sobre la legalidad o no" de su presencia como miembros del tribunal, el secretario del citado órgano lo constituyó haciendo las veces de presidente, algo que, a su juicio, "es una ilegalidad como la copa de un pino".

En cualquier caso, Calle y su gobierno destacan que lo importante es su incorporación para mejorar la seguridad ciudadana en Mérida (sobre todo trabajarán como policía de barrio) y que completan una plantilla formada ya por 125 agentes.


Galería de imágenes