•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Guardia Civil detiene a un hombre de 30 años como supuesto autor de un delito contra la seguridad vial al circular a 228 kilómetros por hora por la autovía A-58 (Trujillo-Cáceres), cuando el límite de velocidad es de 120 km/h. De esta vía solo están abiertos 22,5 kilómetros.

El detenido, según informa la Guardia Civil, es un ciudadano extremeño y se le acusa de un delito contra la seguridad vial tras superar el vehículo en un 95 % la velocidad máxima autorizada, lo que supone un "elevado riesgo" para la seguridad de tráfico.

Este tipo de delitos, recuerda la Benemérita, desde la entrada en vigor de la modificación del Código Penal, puede llevar una pena de prisión de 3 a 6 meses o la multa de seis a doce meses y trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días y, en cualquier caso, a la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.

De la misma manera, a primeras horas de la mañana, agentes de la Guardia Civil, pertenecientes al Puesto de Moraleja detienen a un vecino de Moheda de Gata como supuesto autor de los delitos de robo de vehículo a motor y hurto de uso de vehículo a motor. El arrestado había robado un vehículo durante el pasado fin de semana.

Por otro lado, agentes de la Guardia Civil de Jaraíz de la Vera detienen a un hombre de nacionalidad ecuatoriana como supuesto autor de un delito de lesiones tras agredir con un vaso de cristal a un vecino de la citada localidad.

También está acusado de un delito de lesiones un menor arrestado en Navalmoral de la Mata. Presuntamente ha agredido a otro menor de edad, que ha tenido que ser atendido en un centro de salud.