•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El presidente del PP de Extremadura, José Antonio Monago, propone que parte de los tributos que la Central Nuclear de Almaraz pague en el futuro en la región y parte de lo recaudado a través del impuesto por transporte de energía revierta en el sector tabaquero.

Según recoge El Periódico Extremadura, Monago explica en Talayuela que el sector precisa para su supervivencia unos 60 millones de euros anuales y que ese dinero podría conseguirse a través de estas vías, aunque aclara que habría que articular alguna posibilidad legal para que los 154 millones de euros que se destinarán los próximos tres años para desarrollo rural vayan a parar al sector tabaquero.

El nuevo líder regional de los populares da a conocer estas propuesta en el marco de una reunión que ha mantenido hoy en Talayuela con la Interprofesional del Tabaco y en la que han estado presentes el alcalde de la localidad, Raúl Miranda, y el presidente de la Unión Internacional de Plantadores de Tabaco (Unitab), Tomás Sánchez.  "Aquí se aprobó un impuesto por el transporte de energía y entendemos que parte del importe de ese impuesto podría dedicarse a los productores de tabaco para solventar la crisis que vive este sector", propone Monago.

Anuncios
Anuncios

Junto a esa idea, Monago propone que la Central Nuclear de Almaraz pague sus tributos en la región si quiere renovar su permiso de explotación, tal y como se viene hablando desde hace tiempo, y que parte de esos tributos revierta en el sector tabaquero.

En este sentido, el líder popular pide a Fernández Vara "que pase de las palabras a los hechos y yo no sé a qué se tiene que esperar para que eso pudiera ser realidad el año que viene".

El dirigente popular afirma también que una inyección económica de 60 millones anuales por parte de la Junta de Extremadura sería "una inversión más que rentable", ya que establece una comparativa al afirmar que con ese dinero se podría mantener una mano de obra cifrada en 15.000 personas cuando la Junta gasta anualmente 48 millones de euros en contratar a través de los ayuntamientos a 4.000.

Monago solicita al Ministerio de Agricultura y a la Consejería de Agricultura que "se impliquen mucho más" en el sector tabaquero y ha solicitado al presidente regional, Guillermo Fernández Vara, que el pacto abierto por la agricultura se constituya en un foro para que los representantes del PSOE y el PP de Extremadura "podamos debatir y podamos buscar puntos de encuentro".

Desde el PP extremeño también se aboga por la colaboración de la industria manufacturera con los productores, un acuerdo a medio y largo plazo que generaría confianza en el sector, e insiste en que el acuerdo adoptado la pasada semana en Bruselas es "un mal acuerdo, ha sido un jarro de agua fría para el sector".

  Mientras, el presidente de Unitab, Tomás Sánchez, señala que el sector necesita ayudas públicas, ha lamentado que el cultivo del tabaco haya sido descatalogado por la Unión Europea y ha pedido a los políticos regionales y nacionales que apoyen al sector buscando un sistema de ayudas desde España y más concretamente desde Extremadura, ya que "no se va a hablar más de tabaco en Bruselas".


Galería de imágenes