•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Al igual que ya hiciera en el 2007, el ayuntamiento cacereño tiene previsto encender el alumbrado especial a medidados de diciembre, y no a principios de ese mes como se acostumbraba en los años anteriores, reduciendo así el gasto energético equivalente a varios días. Además, la concejala de Dinamización, María José Casado, subrayó ayer que se están cambiando las bombillas habituales "por microbombillas de bajo consumo (10 watios) y por microlámparas de leb (2,5 watios), que aunque tienen un coste superior, permiten un mayor ahorro de energía en consonancia con la exigencia de los nuevos tiempos", explicó.

El encendido oficial correrá a cargo de la alcaldesa, Carmen Heras, que se encargará de accionar simbólicamente el alumbrado desde la plaza Mayor. El acto estará aderezado con un par de conciertos en el mismo enclave todavía sin concretar, según avanzó ayer la concejala. La fecha exacta también dependerá de las tareas de montaje de las bombillas, pero será hacia la segunda o tercera semana de diciembre.

Desde ese momento, la iluminación navideña alegrará el centro de la ciudad, las avenidas más comerciales y representativas, "y todas las barriadas cacereñas, porque vamos a intentar que nadie se quede este año sin ornamentación, es cuestión de repartirla lo mejor posible", afirmó María José Casado.