•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Guardia Civil de Tráfico sorprendió a un joven de 25 años cuando circulaba en un vehículo a toda velocidad, a la altura la localidad de de Villafranca de los Barros, con más de un kilogramo de hachís en su interior, repartido en 97 bellotas.

El joven, vecino de la localidad madrileña de Pinto, a donde se dirigía, fue interceptado como consecuencia del control de velocidad que realizaba la Guarida Civil en el Kilómetro 670 de autovía Vía de la Plata A-66, dentro del término de la localidad pacense de Villafranca de los Barros, donde fue captado por el radar de velocidad sobrepasando el límite de velocidad permitido.

Así, y según informa la Guardia Civil en nota de prensa de la Delegación del Gobierno de Extremadura, "ante la actitud excesivamente sospechosa mostrada por su conductor", los agentes de la Benemérita decidieron inspeccionar el interior del vehículo, donde encontraron, oculta en el motor del turismo, una bolsa de plástico, dentro de la cual estaban las 97 bellotas de hachís, que daban un peso de 1.010 gramos, de las que se podrían obtener obtendrían 4.000 dosis en el mercado negro.

En sus indagaciones, los agentes de la Guardia Civil pudieron averiguar que el trayecto que el joven pretendía seguir con la droga era llegar hasta la localidad madrileña de Pinto, donde vivía. Las bellotas de hachís las había adquirido en Sevilla capital.

Las diligencias del caso junto con el detenido, fueron puestos a disposición judicial de los Juzgados de Instrucción de Villafranca de los Barros.


Galería de imágenes