•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Al menos una veintena de personas, entre testigos y vecinos, han prestado ya declaración ante el juzgado de León que instruye el sumario abierto como consecuencia del crimen cometido hace hoy ocho días y donde murió un joven de Moraleja.

La investigación para esclarecer el tiroteo de Villaobispo sigue abierta y todavía no se ha practicado ninguna nueva detención. Las personas que han sido citadas a declarar durante esta semana son principalmente testigos de los hechos o vecinos de la calle Menéndez Pelayo donde se produjo el tiroteo.

El juez instructor del caso ha tomado declaración a todas estas personas con el objeto de que se puedan establecer las primeras líneas de trabajo y ante la sospecha de que alguna de estas personas pudiera estar relacionada con la trama del caso aunque no se sabe ningún dato nuevo ya que se ha decretado el secreto de sumario. La Guardia Civil, no obstante, continúa con las pesquisas para dar con el paradero de las otras tres personas que al parecer están relacionadas con los hechos.

Está misma semana, el subdelegado del Gobierno en León, Francisco Álvarez, manifestó que las fuerzas de seguridad se encuentran ante "delincuentes peligrosos" y no quiso hacer más declaraciones al respecto, según informó el Diario de León. Álvarez indicó que en estos momentos lo más conveniente es no arrojar más información sobre este asunto ya que "cualquier dato impreciso podría crear confusión". Aseguró que se trata de un "tema delicado" y que cualquier dato confuso podría provocar la huida de la justicia de los implicados