•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, pide al ministro de Cultura, César Antonio Molina, que la región sea considerada como un instrumento en las relaciones entre España y Portugal, sobre lo que el titular del ministerio responde que "Extremadura es un lugar propicio" en esta cuestión.

Ambos hacen estas declaraciones en Mérida, donde Fernández Vara ha recibido en la Presidencia de la Junta al ministro, que visita la Comunidad Autónoma. Según el presidente extremeño, Extremadura considera que "la cultura es una inversión" y un instrumento de "transformación social", máxime en "unos tiempos en los que todos dicen que hay que buscar alternativas y cambiar los modelos", informa El Periódico Extremadura. Agrega que la cultura es "una industria que se puede adaptar a generar riqueza", entre otros elementos mediante la labor de las bibliotecas.

Entre sus peticiones a Molina, Fernández Vara subraya la necesidad, a su juicio, de que Extremadura sea considerada como un elemento fundamental entre las relaciones hispano-lusas, en "el iberismo cultural".

Anuncios
Anuncios

También le plantea la importancia de Cáceres como candidata española a acoger la Capitalidad Cultural Europea de 2016, así como su demanda al Ministerio de que apoye la candidatura del eje Plasencia-Trujillo-Parque Nacional de Monfragüe, en Cáceres, como una zona natural y de riqueza patrimonial digna de ser declarada como Patrimonio de la Humanidad por parte de la UNESCO.

Ante todo esto, el ministro dice que Extremadura es "un lugar propicio" para las relaciones entre ambos países debido a sus posibilidades culturales, de investigación, universitarias y, en general, educativas, y, además, está "a medio camino entre las dos capitales".

Acerca de la posible declaración de Plasencia-Trujillo-Monfragüe como Patrimonio de la Humanidad, señala que la región debe elaborar un buen estudio y que, posteriormente, el Ministerio lo presentará ante la UNESCO.


Galería de imágenes