•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Ipex Moraleja ha revelado una presunta trama urdida por dos miembros de su formación, Ángel González Cava y David Pérez Chaparro, para presentar una moción de censura y provocar un vuelco en la alcaldía de Moraleja a favor del Partido Socialista, ya que en la actualidad el PP gobierna en mayoría con el apoyo del único edil que tiene la formación independiente.

Este es el  motivo por que el que Ipex saltó al número 2 de la lista, David Pérez, tras la dimisión de González Cava el pasado octubre, y no le consintieron que tomara posesión del acta de concejal tal y como se había anunciado. "era una negociación que estaban llevando a cabo Ángel González Cava y David Pérez a espaldas de Ipex", aseguró Jaime Vilella, portavoz del partido y nuevo concejal desde el pasado lunes.

Ante el anuncio del PSOE esta semana de impugnar el pleno del día 3, Vilella manifestó que esta impugnación "nos ha valido para desenmascararlos porque sabíamos que había una trama que iremos conociendo poco a poco". De hecho, el concejal independiente habló incluso de reuniones, contactos y ofertas para dar "la vuelta" en el ayuntamiento. "En la negociación del señor Pérez con miembros del PSOE a nivel provincial se les ofreció como contrapartida la cabeza de dos concejales socialistas y así lo manifestó él en una Junta Ejecutiva de Ipex", refiriéndose Vilella a la posibilidad de que el PSOE local no conozca estas condiciones.

El portavoz de Ipex reconoció que el grupo independiente no tenía la intención de desvelar "este tema subyacente" aunque reconoció que "el 80% de los moralejanos lo saben" aunque considera que los socialistas no estaban interesados en que "esto salga a la luz". Con esta explicación, Vilella pretende justificar la decisión de la Junta Ejecutiva de Ipex de elegir a una persona de confianza en lugar de respetar el orden de la lista, y ello ha sido posible gracias a los documentos de renuncia de todos los miembros de la candidatura que estaban en poder del partido.

Por su parte, uno de los aludidos, David Pérez, manifestó que se trataba de unas acusaciones muy graves que tenía que madurar y analizar. Aunque no confirmó ni desmintió la noticia, si reconoció que no entendía porqué se había "montado este lío porque lo único que hecho ha sido pedir la documentación en el ayuntamiento y si es legal, por mi perfecto". También puntualizó que sólo quiere que haya transparencia y que no tiene "nada en contra de Jaime ni en contra de nadie de Ipex". El otro aludido, Ángel González Cava, no se pronunció ayer aunque esta emisora intentó contactar con él en varias ocasiones sin éxito.