•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Ayuntamiento de Moraleja aún no ha recepcionado la obra de la Avenida Pureza Canelo de la consejería de Fomento ya que aún faltan algunos "pequeños detalles" según indicó el teniente de alcalde, Carlos Lomo. Entre esos detalles se incluyen reclamaciones y demandas de los vecinos de la localidad.

Una de ellas es la del empresario Ulises Martínez ya que tras la obra acometida en la avenida, los vehículos pesados que llegan hasta su secadero de maíz deben atravesar toda la localidad y hacer dos kilómetros porque la señalización horizontal no permite el giro a la izquierda. Martínez considera que hay espacio suficiente para que gire un vehículo de gran tonelaje y se podría modificar la señalización sin ningún problema, "es muy simple y creo que no afectaría para nada al tráfico porque hay mucho espacio". El empresario ha realizado todo tipo de gestiones con Fomento y le han comunicado que no se podrá modificar la señalización, aunque también le han reconocido que desconocían la existencia de la fábrica. Carlos Lomo ha pedido paciencia a todos los vecinos. "Estamos transmitiendo todas las demandas y sugerencias a la Junta y vamos a confiar en la buena voluntad para solventar los problemas".

Otra de las quejas de los moralejanos afecta al trazado norte de la avenida, en la Ex-109, y en dirección a Sierra de Gata, donde las señales tampoco permiten entrar en un camino rural que da acceso a numerosas fincas, parcelas y propiedades de los vecinos. Desde el ayuntamiento han manifestado que siguen trabajando con la administración regional para encontrar una solución a todas las quejas.


Galería de imágenes