•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El servicio de limpieza de Villanueva se ha ampliado con la incorporación de cuatro camiones recolectores de basura y una barredora adquiridas por la empresa Urbaser, que ha invertido unos 800.000 euros. La barredora, que ha costado 150.000 euros, tiene un depósito con capacidad para almacenar 1.300 metros cúbicos de agua para la limpieza de las vías y dos motores que hacen que su potencia de absorción sea mayor. El chasis, además, se adapta a las necesidades y medidas de las calles de la localidad, y tiene 2,3 metros de anchura de barrido con un rodillo barredor central. Servirá para la limpieza de calles y de la circunvalación. Está en funcionamiento desde ayer.

Esta máquina fue presentada ayer por el alcalde Miguel Angel Gallardo, junto con los cuatro nuevos camiones recogedores, de los que tres son para la recogida de los contenedores soterrados que están sustituyendo a los tradicionales. Cada uno ha sido adquirido por 160.000 euros. Son también compactadores de basura y disponen de cámaras exteriores que permitirán a su conductor controlar el exterior del vehículo. El cuarto camión es otro recolector pero mixto, puesto que también permite la recogida de los contenedores tradicionales. Vale 200.000 euros.

Los primeros contenedores soterrados funcionarán a finales de este mes en la zona este; serán 89 repartidos en 38 islas. El horario para tirar la basura se mantiene, a partir de las nueve de la noche. Cada uno de estos cuatro vehículos tiene una grúa que se eleva a 8 metros de altura con una capacidad para elevar 1.800 kilos y que sirve para extraer los contenedores soterrados y verter su contenido en el interior del vehículo. Además, la próxima semana se instalarán papeleras por todos los barrios.