•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La alcaldesa de Moraleja, Concepción González, insistió ayer de nuevo en que no se ha abierto ninguna crisis de gobierno municipal y reiteró que el cese del edil independiente Ángel González Caba, en la junta de gobierno local, obedece a una petición del propio afectado.

Precisamente en la sesión plenaria de ayer, el equipo de gobierno dio cuenta de la resolución de la alcaldía de fecha 18 de septiembre por la que se cesó al teniente de alcalde González Caba. El hecho no habría tenido más trascendencia de no haber sido porque el propio afectado, que nunca había faltado a una sesión plenaria, estuvo ausente en la de ayer.

La alcaldesa, Concepción González, volvió a aclarar que el sistema de ceses y nombramientos en la junta de gobierno local se realiza de forma periódica y rotatoria, y trató de eliminar cualquier atisbo de sospecha que lleve a pensar que existen discrepancias con el edil que les presta su apoyo para el gobierno del municipio. No en vano, en la sesión plenaria de septiembre, González Caba rompió la disciplina de grupo al abstenerse en una votación en la que se daban los primeros pasos para que Moraleja abandonase la Mancomunidad de Sierra de Gata. El edil dejó clara su postura y opinó que dar este paso resultaría perjudicial para los intereses de Moraleja en la comarca.

En el pleno hubo algo más que el asiento vacío del concejal de Ipex, ya que su ausencia obligó a los populares a tener que ganar dos votaciones a los socialistas utilizando el voto de calidad de la alcaldesa. Y es que en la actual legislatura, el edil de Ipex es algo más que un concejal: es el socio de gobierno que permite gobernar a los populares, que empataron a seis escaños en las últimas elecciones municipales. El resto de puntos del orden del día fueron aprobados cómodamente por los populares, ya que, como viene siendo habitual, la alcaldesa llamó la atención del edil socialista Felipe Mayoral en tres ocasiones y casi al término del pleno ordenó que abandonara la sala, por lo que sus cinco compañeros de grupo siguieron sus pasos como muestra de apoyo.