•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El presupuesto municipal del próximo año se caracterizará por la contención en el gasto y por la austeridad. Así lo afirmó ayer el alcalde, Ángel Calle, quien indicó que las cuentas municipales estarán cerradas a lo largo de este mes. También señaló que el presupuesto del próximo año no variará mucho del actual, que es de 85 millones de euros, "solo modificaremos las partidas que generen empleo", aseguró. En este sentido, anunció que sacarán a concurso todas las obras que puedan para reactivar la economía. El anteproyecto de presupuesto será entregado al grupo municipal del PP y será presentado a las asociaciones y colectivos vecinales, para que hagan aportaciones.

Por otro lado, anunció que también están elaborando un plan de saneamiento municipal. Entre las medidas que se aplicarán destacan la de cuidar que los ingresos de los presupuestos serán reales, sin inflarlos, para que no haya un desequilibrio financiero; la funcionarización del personal laboral, que supondrá un ahorro de 300.000 euros; la eliminación de las horas extras o compensarlas con descansos; el ahorro de energía y el llegar a acuerdos con los proveedores sin tener que ir a juicio.

También habrá un control del fraude fiscal, sobre todo del IAE, que muchas empresas no pagan. En cuanto a los impuestos, no se subirán por encima del IPC. Otra medida que se incluirá en el plan de saneamiento es la refinanciación de las operaciones de créditos en vigor y la congelación de los sueldos del alcalde, los concejales y de los cargos de confianza. Además, se recortarán las partidas de gastos para festejos y habrá un control del gasto social.

Por otro lado, Calle también se refirió a los presupuestos generales del Estado, cuyo anteproyecto fue presentado hace unos días, de los que dijo que "Mérida sale bien parada", a pesar de los recortes en los ingresos y gastos. En este sentido, enumeró las partidas más significativas, entre otras, una inversión de cinco millones de euros para el Palacio de Justicia que se construye en los terrenos del Mérida III Milenio, que aumenta a 7,2 millones en el 2010.

También destacó los 34,7 millones de euros para mejorar la presión y el caudal del agua de la barriada de la zona norte y de los pueblos de la comarca en un plan cuatrianual para desarrollarse en el período 2009-2012. Además, figura una cantidad de 2,1 millones de euros para la carretera de Proserpina; 1,5 millones de euros para la ampliación del Museo Nacional de Arte Romano, 300.000 euros para la puesta en marcha de la nueva sede del Museo Visigodo y 53.000 euros para las obras de mejora en la concatredral de Santa María.

Para el teatro cine María Luisa hay destinados 200.000 euros, una cantidad que es parte de los dos millones de euros que aportará el Gobierno central. El dinero restante se recibirá en 2010 y 2011, en dos cuotas de 900.000 euros, cada una. A estas cantidades, comentó, hay que sumar los 500.000 euros que aportará la Junta de Extremadura y los 800.000 euros que pagará el ayuntamiento.


Galería de imágenes