•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La reunión que ayer por la tarde mantuvo la alcaldesa, Elia Blanco, en el Ministerio de Fomento, de la que estaba previsto que saliera un sí o un no a la ubicación de la estación del AVE en Fuentidueñas, acabó con un nuevo aplazamiento sobre esta decisión. Así, el ministerio ha convocado a la regidora a otra reunión, esta vez con Adif, entidad pública empresarial adscrita a Fomento, para "ver la viabilidad técnica" de la propuesta de ubicación en Fuentidueñas.

Fue la única información que trascendió de la reunión –que presidió el secretario de Estado de Planificación y Relaciones Institucionales del ministerio, Víctor Morlán, y a la que asistió también la delegada del Gobierno, el consejero de Fomento y la alcaldesa– y la facilitó la propia Elia Blanco a través de la asesora de prensa del ayuntamiento.

Este nuevo retraso no cumple con las expectativas, levantadas tanto en el ámbito político como social, por esta reunión, ya que Fomento ya se comprometió en junio a estudiar la propuesta de Fuentidueñas y ver su posible viabilidad técnica, que ahora se ha aplazado a otro encuentro.

Recordar que la delegada del Gobierno dijo la pasada semana, al anunciar la fecha de la cita en el ministerio, que su objetivo era "avanzar en las soluciones" ante la petición tanto del equipo de gobierno como de los colectivos sociales y empresariales de que la estación se ubique en Fuentidueñas, en lugar de en la Dehesa del Retortillo, como plantea Fomento, porque esta está a 14 kilómetros de la ciudad y fuera del término de Plasencia.

En este sentido, el portavoz del PP, Miguel Cantero, advirtió por la mañana de que "falta voluntad política porque no puede haber ningún problema técnico que no sea salvable". Además de mostrar su apoyo a Fuentidueñas, señaló que Blanco "se juega su credibilidad y se somete a la realidad que prometió", al tiempo que la criticó porque "hasta el momento no ha hecho nada". De no lograrlo, sugirió: "Debería pedir disculpas a la ciudadanía y marcharse".