•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La avenida de Pureza Canelo de Moraleja abrió ayer al tráfico sus cuatro carriles en una jornada cargada de incidencias.

La empresa encargada de las obras, Nivel 10, dio ayer por concluidos los trabajos después de finalizar la reparación del colector que mantuvo paralizados los dos carriles de la vía en sentido Coria-Ciudad Rodrigo. No obstante, la apertura al tráfico de la avenida fue sólo parcial, ya que la constructora mantuvo durante toda la jornada cortado uno de los dos carriles en sentido Ciudad Rodrigo para proceder a la nivelación de las tapas de la red de alcantarillado.

También reinó el desconcierto entre los conductores por la falta de señalización y de información, lo que hizo que varios se incorporaran a la vía en sentido contrario al de la marcha y tuvieran que utilizar los bajos de los pasos de peatones para volver al carril que les correspondía.

La Policía Local de Moraleja aún tiene que informar al ayuntamiento de la situación en que quedan las calles que confluyen en la avenida, pues algunas de ellas presentan todavía señales contradictorias. Es el caso de la calle La Flor, donde los vehículos que acceden desde García Morato tienen una señal de prohibido a pesar de que en la propia avenida hay una que les marca dirección obligatoria a la derecha.

La jornada también marcó el inicio de la nueva regulación semafórica con la entrada en funcionamiento de nuevos postes, especialmente en los cruces. Durante los primeros días los técnicos están comprobando el correcto funcionamiento de las luminarias y falta por revisar la señalización vertical y horizonzal de la vía y calles adyacentes.

En los próximos días, los operarios finalizarán la obra con la plantación de arbustos y setos en la mediana, que irán acompañados de un sistema de riego por goteo. Sólo cuando el ayuntamiento considere que la obra ha finalizado por completo aceptará su recepción.


Galería de imágenes