La disolución de empresas en el sector inmobiliario y de la construcción ha caído en España casi a la mitad durante los meses de julio y agosto, una tendencia que no se ha producido en regiones como Extremadura, donde ha aumentado el 38%.

La caída de las disoluciones este verano en España ha provocado que el número de cierres acumulados en 2008 haya descendido el 11% con respecto al mismo periodo del 2007, según el informe publicado por la compañía especializada en información empresarial Axesor.

Según estos datos, entre enero y agosto desaparecieron en España un total de 4.543 empresas constructoras e inmobiliarias frente a las 5.089 del año anterior, una cifra que, a pesar de haber descendido, sigue siendo de las más altas de los últimos años.

Anuncios
Anuncios

La crisis que atraviesa el sector inmobiliario se ha notado también en el número total de constituciones de nuevas empresas, que en los ocho primeros meses del año cayó el 42% al pasar de 38.464 a 22.147.

Hasta el cierre del primer semestre el número de empresas desaparecidas en este sector mostraba una propensión al alza, que se ha dado la vuelta en los meses de julio y agosto, si bien hay algunas comunidades donde ese cambio de tendencia no se ha producido. Es el caso de Extremadura, donde el número de disoluciones aumentó el 38%, seguida de Galicia (19%), Andalucía y País Vasco (11%), Navarra (4%) y Canarias y Cantabria (3%).


Galería de imágenes