•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

"Con voluntad política la empresa Herloblock podría estar ya funcionando en Navalmoral, no hubiera ocasionado ningún daño al medioambiente, y sin embargo, hemos perdido 107 puestos de trabajo". Así de rotundo se mostró el alcalde de Navalmoral de la Mata, Rafael Mateos, el viernes ante la posibilidad de que finalmente pueda fracasar el proyecto de la fábrica de puertas de paso y cercos que la empresa Herloblock, del Grupo Herlobe, tenía previsto poner en marcha en la dehesa. El alcalde, que mantuvo un encuentro con un grupo de periodistas en el consistorio, confesó que el asunto está parado. "Me temo que se ha perdido porque no he vuelto a tener ninguna información y todo ha sido solo por un problema medioambiental", afirmó.

Mateos criticó la poca flexibilidad que, según él, tiene la administración regional hacia las empresas en lo que se refiere al Medio Ambiente, así como a la lentitud y al exceso de burocracia. "La maquinaria de la administración en general es lenta y ese es un problema en nuestro país, yo prefiero morir de contaminación que de hambre y lo que me refiero es que no podemos exigir tanto en medio ambiente porque hay prioridades", añadió.

Por otro lado, criticó al presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, por no reunirse con él ni una sola vez en lo que va de legislatura. "Han sido excusas que no tienen ninguna justificación", afirmó. Finalmente, anunció que la Federación Extremeña de Fútbol costeará el césped artificial en el campo de fútbol lo que le ahorrará al consistorio moralo 600.000 euros.


Galería de imágenes