•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Después de haberpresentado varios escritos de queja, un vecino del centro de la ciudad de Plasencia ha dado el paso de denunciar judicialmente a la concejalía de Interior por los efectos de la movida nocturna. "No me ha respondido ni a uno solo de mis escritos ni ha parado las molestias así es que me ido directo al juzgado", confirmó D. N. L., que prefiere mantener el anonimato por temor a represalias vista la acumulación de multas de tráfico que asegura llevar desde que emprendió su cruzada en defensa de su derecho al descanso.

Así el juzgado número 3 está tramitando una denuncia contra la concejalía que dirige Francisco Martín ante los "ruidos, voces, gritos, destrozos y golpes", según recoge el escrito contra el mobiliario público y privado. Molestias que afirma estar harto de soportar principalmente cada fin de semana y más en verano, cuando el calor obliga a dormir con las ventanas abiertas. En su denuncia aporta incluso imágenes grabadas durante las madrugadas en vela y asegura textualmente: "En horas en las que los establecimientos deberían estar cerrados". Por lo que hace responsable de "tales escándalos en la vía pública" a la concejalía de Interior. Tal es su impotencia, que advierte de que seguirá adelante por vía judicial por mucho que el ayuntamiento tome ahora medidas. "El verano que yo llevo no se lo deseo a nadie –indicó ayer– y no voy a parar hasta que cesen las molestias causadas por la movida fuera del horario permitido porque yo no voy contra nadie en particular, solo reclamo que se cumpla la ley y mi derecho a dormir, y de un tirón, por la noche, no a cachos por el día". Lo que firmarían más vecinos del centro aunque solo este lo ha hecho en el juzgado.


Galería de imágenes