•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Ayuntamiento de Navalmoral de la Mata modificará la ordenanza fiscal relativa al Impuesto de Bienes e Inmuebles (IBI) que permitirá congelar la cuota en los próximos tres años en beneficio de los ciudadanos. El alcalde, Rafael Mateos, explicó que dicha modificación, que ayer por la mañana se aprobó en Comisión de Hacienda y se aprobará en el pleno del próximo 1 de septiembre, "consiste en fijar una bonificación del 100% de lo que aumente la cuota a pagar durante tres años", afirmó. Esta decisión se ha adoptado tras la actualización de los valores catastrales de la ciudad realizada por la Gerencia Territorial del Catastro y que llevaba sin revisarse desde el año 1989.

El alcalde explicó que un ciudadano que pague 150 euros y en el año 2009 vaya a pagar 180 euros, "se le bonificarán 30 euros por lo cual seguirá pagando lo mismo" dijo. Así también, si en el 2010 el aumento es de 150 a 210 euros, a la persona se le bonificarán 60 euros; y si en el 2011 el aumento es de 150 a 230 euros, se le bonificarán 80 euros.

Por tanto durante tres años, "quedará congelado el mismo importe que se pagaba actualmente por lo que no solo no se produce una subida, sino que además se produce una bajada porque ni siquiera se aplica el IPC", afirmó. Además, señaló que esta decisión tomada por el equipo de gobierno supone un esfuerzo importante para el ayuntamiento ya que dejará de recaudar en los tres años alrededor de 1.600.000 euros. "Creemos que teníamos la obligación de ofrecerlo pensando en los ciudadanos y teniendo en cuenta también la situación económica del ayuntamiento que permite hacerlo", señaló. Mateos subrayó que el ayuntamiento ha agotado el máximo que permite la Ley de Haciendas Locales a la hora de establecer bonificaciones por un máximo de tres años.