•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La población inmigrante creció en Don Benito un 20% en los primeros siete meses del año; es decir, pasó de los 1.250 extranjeros registrados en enero, a los 1.500 inscritos a fecha de 29 de julio. Los datos han sido facilitados por los Servicios Sociales de la localidad que, no obstante, calculan que el número real de inmigrantes residentes en el municipio supera las 2.200 personas.

En la ciudad hay representadas más de 44 nacionalidades, siendo el grupo más numeroso es del de los sudamericanos de 500 empadronados, lo que supone un 33% del total de inmigrantes. Por países, la mayor población es la de rumanos con un total de 289 habitantes, seguida por brasileños con 252 personas, 221 marroquís y 141 colombianos. También hay ciudadanos de la mayoría de países europeos; norteamericanos; orientales (hay 42 chinos); o de países más remotos como Kazajstán.

El concejal de Servicios Sociales, Juan Bravo, destacó que viven por toda la ciudad sin crear guetos, lo que acelera su integración. Uno de los motivos del incremento de la población inmigrante es el reagrupamiento familiar. Los que llegan necesitan la segunda renovación de la tarjeta de residencia para traer a sus familiares por lo que es ahora cuando se están iniciando muchos trámites, especialmente en verano porque aprovechan sus vacaciones para hacer la gestión, explicó ayer a este diario Carmen Martín-Romo, coordinadora del Programa para la Acogida e Integración de Inmigrantes de Don Benito Aprender a vivir y convivir del ayuntamiento.

En este programa les ofrecen asesoramiento jurídico, tramitación de ayudas, clases de alfabetización y de informática, entre otras actuaciones. Además realizan intermediación laboral, de hecho han llegado a un acuerdo con la Asociación de Agricultores y Ganaderos de Don Benito para cubrir sus necesidades de mano de obra. Esta oferta y demanda de empleo está colgada en la web www.todosiguales.net. También perfilan la creación de una bolsa de trabajo