•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El escenario del Conventual de San Benito acoge este sábado una de las obras más esperadas de la XXIV edición del Festival. La  Gatomaquia, de Lope de Vega, representada por la compañía La Ensemble y Es.arte llega a Alcántara con un espectáculo muy vistosos y que sorprende por su magia, escenografía e interpretación. Los pasacalles callejeros, las recuas de burros y las competiciones de tiro con arco amenizarán el ambiente en Alcántara.

Una versión de Pedro Villora repite en la XXIV edición del Festival de Teatro Clásico de Alcántara, si el viernes noche trataba al Cid, mañana sábado se acerca de Lope de Vega para mostrar esta interesante obra de Lope de Vega, La Gatomaquia. A las 11 de la noche como cada día el escenario del Conventual se prepara para recibir una de la obras que más expectativas ha levantado este año tras su éxito en los festivales público y crítica de Almagro y Olmedo.

El componente autoparódico y humorístico de Lope de Vega recupera sus motivos de juventud en esta obra, pues La Gatomaquia es un festín de alegría, donde el uso y ejercicio del ridículo nunca es cruel. Lejos de observar su tiempo con amargura y desdén, el universo de los gatos permite al autor alejarse suficientemente con aflicciones y males para entretejer un juego dinámico y jovial.

El centro del conflicto es el amor, la galantería, el coqueteo… La animalización nos adentra en el terreno de la fábula.Lope juega con los seres humanos transformándolos en gatos. Toda la escena es un frenesíde entradas y salidas, de cortejos y riñas, de frivolidad y malicia. Todo es posible en una noche mágica en la que solo duermen el pudor y la contemplación y así, lo que en principio es magia y sueño termina siendo brujería y pesadilla.