•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Más de 40 niños rusos, la mayoría procedentes de Chernobyl, pasan el verano con familias cacereñas gracias a la acogida temporal de la Asociación Todos somos niños, con la que colabora el Ayuntamiento de Cáceres a través del Instituto Municipal de Asuntos Sociales (IMSS).

La concejala de Asuntos Sociales, Marcelina Elviro, señala que la iniciativa "surge de la necesidad de dar cobijo durante las vacaciones a menores tutelados por la administración rusa, en su mayoría procedentes de la zona afectada por el desastre nuclear de Chernobyl, que están viviendo en centros de menores o casas de acogida".

La presidenta de la asociación, Angélica Manso, subraya que "el idioma sólo supone un problema la primera semana, después van aprendiendo rápidamente el español".

Según informa El Periódico Extremadura, los niños volverán a su país después del verano de forma escalonada. Los primeros, el 25 de agosto, el segundo grupo el 5 de septiembre y el último grupo regresará a Rusia el 7 de septiembre.

La próxima campaña empezará a buscar familias de acogida a partir de octubre de 2008 hasta febrero de 2009.


Galería de imágenes