La asociación Andares, con sede en Montehermoso, ha mostrado su preocupación por el impacto ambiental que puede suponer los trabajos de adecuación de caminos en la dehesa boyal de la localidad. Según el colectivo conservacionista estas tareas se están llevando a cabo en plena época de reproducción de las aves rapaces y está provocando que algunas especies abandonen los nidos al ver su hábitat alterado.

Juan Jesús Sánchez, presidente de Andares, indicó no obstante que ni él ni su asociación están en contra de que se adecuen estas zonas, pero si piden que se hagan con sentido común y a poder ser se planifiquen para no dañar a estas especies.

La asociación Andares pide que la adecuación de caminos lleve consigo una mayor vigilancia de la dehesa, ya que ha aumentado la proliferación de vehículos que ponen en peligro las aves rapaces que aquí se encuentran como el águila culebrera y el Alcón abejero.

Anuncios
Anuncios

Andares considera que son muchas las especies amenazadas que han desaparecido o que han abandonado su hábitat de reproducción por este motivo. También considera necesario una mejor planificación de todas las actuaciones, sobre todo las podas, desbroces, saca del corcho y adecuación de caminos en áreas de hábitat crítico, para lograr un auténtico desarrollo sostenible de nuestra dehesa. También solicitan que se cumplan las diferentes normativas y leyes.

Por otra parte, Sánchez apuntó que presentarán un informe al equipo de Gobierno del ayuntamiento de Montehermoso y se ofrecen para asesorar a los responsables municipales a la hora de planificar estos trabajos.