•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El conductor que la noche del pasado día 5, en estado ebrio, atropelló mortalmente a una pareja de ancianos en el tramo urbano de la N-435 a su paso por la localidad pacense del Valle de Matamoros salió ayer de prisión.

El titular del Juzgado de Jerez de los Caballeros, encargado de la instrucción de esta causa, decretó ayer su puesta en libertad provisional con cargos, con la obligación de comparecer en el juzgado los días 1 y 15 de cada mes y la prohibición de conducir cualquier vehículo a motor, pues de hecho le ha sido retirado el permiso de conducir, informaron fuentes cercanas al caso.

Anuncios

El joven I. V. N., de 20 años, natural de Albuera y residente en Olivenza, fue detenido poco después de arrollar con su vehículo a Antonio P. B., de 76 años, y a su mujer, Gracia C. L., de 73. Ambos fallecieron en el acto y el autor del atropello, acusado de dos delitos de homicidio por imprudencia grave y un delito de alcoholemia positiva en accidente de circulación, pasó a disposición judicial, tal y como publica El Periódico Extremadura.

Anuncios

Ante la gravedad del hecho, y la gran alarma y repercusión social que se derivó del mismo, el juez encargado del caso decretó el ingreso en prisión del autor del atropello mortal. Ayer, tras 12 días en el centro penitenciario, y una vez concluidas las primeras diligencias –toma de declaración del acusado, de los dos jóvenes que viajaban con él en el momento del accidente, agentes y otros testigos–, el juez optó por una medida provisional más flexible que la prisión y decretó su puesta en libertad.

Esta decisión judicial sorprendió a la familia del matrimonio fallecido, que se ha personado en el proceso judicial como acusación particular y que se opone a que el responsable de sus muertes salga de la cárcel, donde consideran debe permanecer hasta que se celebre el juicio.

"No es lógico que se ponga en libertad a alguien que es responsable de dos muertes, violentas e instantáneas, porque conducía muy bebido y como mínimo a cien kilómetros por hora en un tramo de carretera donde la velocidad está muy limitada por ser tramo urbano", señaló a este diario una sobrina del matrimonio que perdió la vida y que actúa en el proceso en representación de la única hija de estos, que reside en Alemania.

Consideran que los hechos "demuestran claramente" que es "culpable de varios delitos, el más grave, sin duda, el homicidio imprudente de dos personas, pero también de los de conducción temeraria (exceso de velocidad) y conducción alcohólica".


Galería de imágenes