Las tres cooperativas cereceras del Valle del Ambroz han valorado como "desastrosa" la situación de los agricultores de la comarca tras las lluvias registradas en la región y que han perjudicado al fruto. La producción media de las tres industrias es de un millón de kilos en una campaña normal y este año se prevé que sea algo más de medio millón.

"El año pasado no se llegó al millón y este año tampoco se alcanzará", indicó Isabel Curto, técnico agrícola de la Cooperativa del Campo San Pablo de Gargantilla. La previsión para la presente campaña era muy positiva "se estimaba que la producción superaría en un 20% la media normal", pero las lluvias han rajado las cerezas y han afectado al 80% de la cereza temprana de la comarca. "Aquí tenemos un poco menos de daño que en el Jerte porque el fruto es más tardío y está más verde", explicó Curto.

Los agricultores mantienen la esperanza en el fruto tardío "si el tiempo lo permite y no aparecen hongos con la humedad y la subida de las temperaturas", alertó Ángela Sánchez, gerente de la Cooperativa del Campo de Hervás. Los cereceros del Ambroz están "desesperados", apuntó Sánchez, ante una situación económica complicada. "Exponen dinero y tiempo para curas, podas y tratamientos". Aunque en la comarca hay pocas familias que vivan exclusivamente de la cereza, los ingresos suponen "una paga extra" que ahora no van a recibir y va a repercutir en la economía de toda la comarca, afirmó la gerente.

Anuncios
Anuncios

La situación es similar en la Cooperativa San Marcos de Casas del Monte y practicamente las tres industrias verán mermada la producción en un 50%. Como dato significativo, Ángela Sánchez apuntó que en una temporada normal, con tres semanas de campaña, se han recogido 30.000 kilos en la cooperativa de Hervás y a día de hoy sólo se han cogido unos 5.000 kilos.