•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los consumidores que hayan adquirido o compren un televisor sin descodificador de televisión digital terrestre (TDT) sin que el vendedor les haya advertido de que la señal analógica con la que actualmente funciona desaparecerá en el 2010 podrá reclamar la devolución del dinero.

Así lo advirtieron ayer tanto el Ministerio de Sanidad y Consumo como la Junta de Extremadura tras el informe jurídico que ha realizado el Gobierno central a instancia de las comunidades autónomas. En la región, según el seguimiento realizado en más de 40 establecimientos por la Dirección General de Consumo, una de cada cuatro tiendas informa incorrectamente al cliente de las características del aparato, informa El Periódico Extremadura.

Las principales organizaciones de consumidores del país han respaldado el informe del Ministerio de Sanidad y Consumo. En el trabajo, realizado a través del Instituto Nacional de Consumo, se advierte de que el comerciante que no informe al comprador de un televisor analógico de que este no le servirá a partir del 3 de abril de 2010 –fecha marcada por el Gobierno para el fin de todas las emisiones en analógico– a no ser que se compre un decodificador incurre en una infracción de la normativa vigente. Es decir, no estaría cumpliendo la obligación de informar correctamente sobre el producto, por lo que el cliente podría reclamar la devolución del dinero.

Anuncios
Anuncios

Este tipo de prácticas que las comunidades autónomas, según el ministerio, están detectando entre algunos comerciantes implica para el consumidor "no solo un nuevo desembolso, porque se vería obligado a adquirir en el futuro un descodificador, sino a disponer de dos aparatos en lugar de uno". En este sentido, estas fuentes se refieren a este tipo de prácticas como "omisión engañosa" de las características de un producto al considerar que el vendedor está obligado a advertir de las limitaciones temporales de uso del aparato, cuya vida media es de 8 o 10 años, pero que si no agrega el sistema descodificador de TDT podría ser inútil a partir del 2010.

 

CASOS EN LA REGION La Junta de Extremadura también se pronunció ayer en esta misma línea. No obstante, en su caso, la Administración regional agregó que ya ha detectado este tipo de prácticas en establecimientos de la comunidad autónoma. Así, según explica, durante el pasado mes de abril la Dirección General de Consumo ha realizado un seguimiento en más de 40 tiendas dedicadas a la venta de electrodomésticos. El resultado del estudio de campo es que aproximadamente uno de cada cinco televisores puestos a la venta en la región (18%) no llevan integrado el sistema de recepción de TDT y que prácticamente el 24% de las tiendas ofrecía una información incorrecta o mala sobre estos aparatos.

Por ello, la Junta advierte a los comerciantes de que al no informar correctamente de esta situación a sus clientes pueden estar incurriendo en una infracción en materia de consumo, lo que permite al consumidor ejercer su derecho a la garantía y puede dar lugar a una sanción administrativa.


Galería de imágenes