•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La consejera de Sanidad y Dependencia, María Jesús Mejuto, reconoce tras la reunión que ha mantenido con el ministro de Sanidad, Bernat Soria que en Extremadura hay "cierto déficit, que va en incremento", en la financiación de la sanidad, tema que ha centrado el encuentro entre ambos políticos.

Según informa El Periódico Extremaduara, Mejuto señala que la sanidad absorbe el 30% del presupuesto total de Extremadura, por lo que "hay que hablar de las necesidades reales y ver a dónde va el gasto", que especifica se ubica especialmente en pagar al personal sanitario y en el gasto farmacéutico.

Por este motivo, la consejera cree que en las negociaciones para la renovación del modelo de la financiación autonómica se debe tener en cuenta el gasto en la sanidad.

Anuncios
Anuncios

Según la consejera, Bernat Soria "es consciente" de la situación financiera de la sanidad y de la falta de recursos humanos en su comunidad.

Compromisos de Vara

Mejuto recuerda que el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, se ha comprometido a que la sanidad sea similar para los ciudadanos en cualquier parte del territorio, lo que implica un aumento del gasto.

Se ha referido a la situación real, con una demanda que aumenta por el crecimiento de la población y a la dispersión y extensión geográfica de Extremadura, lo que conlleva un despliegue de medios para atender a los ciudadanos y "llevar la asistencia allí donde se encuentran".

En la reunión Mejuto también ha comunicado a Soria la "rigidez y dificultad" para homologar los títulos que tienen los médicos especialistas extranjeros, especialmente de centroeuropa y sudamérica, lo que dificulta que puedan ejercer.

En cuanto a ese déficit de personal sanitario especializado, insiste en que varía. Así, mientras que el año pasado hacían falta anestesistas, ahora son necesarios profesionales en cardiología, ginecología, traumatología, neurocirugía, urología y dermatología, aunque confía en que se cubrirán algunas de esas plazas tras las oposiciones ya celebradas. Mejuto concreta más y dice que el déficit es de unos 150/200 médicos en atención primaria y de unos 40/50 en las especialidades.


Galería de imágenes