•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los alpinistas extremeños, Diego Hernández y Santiago Martín, emprenderán una aventura para ascender a la montaña Broak Peak de 8.047 metros, una de las 14 montañas que superan los 8.000 metros y que hasta el momento no ha sido escalada por ningún extremeño. Hernández y Martín forman parte de la Expedición Extremadura Karakorum 08 y pretenden con esta iniciativa, aparte de conseguir un reto personal, "dar un nuevo impulso al alpinismo extremeño", según Hernández.

El objetivo del proyecto, la montaña Broak Peak, está ubicada en Pakistán siendo Islamab el aeropuerto más próximo. Los deportistas extremeños tienen previsto ascender por el espolón central de la cara oeste-noroeste hasta el collado entre las cumbres central y la cima principal para continuar por la cresta norte. A lo largo de la ruta tienen previsto situar los tres campos de altura a 5.900, 6.900 y 7.400 metros. La colaboración de los alpinistas extremeños se inició en 2006 gracias a la iniciativa Expedición extremeña al Karakorum e incluía como meta la cumbre de dos montañas de más de 8.000 metros: el Gasherbrun II y el Hidden Peak. Entre los dos montañeros acumulan una docena de viajes al Himalaya, Pakistán, el Tibet o la coordillera de Pamir.

También han participado en expediciones y ascensiones a los Andes peruanos, bolivianos y argentinos, además de en viajes de escalada en África y en multitud de actividades en Los Alpes.

Diego Hernández es de Hervás y Santiago Martín es natural de Castellón aunque reside de Badajoz. A ambos les ha unido su pasión por la montaña y tienen todas sus esperanzas puestas en el éxito de la expedición. Han comenzado a mantener contactos con posibles patrocinadores que les puedan ayudar a sufragar los gastos de esta hazaña deportiva. El presupuesto ronda los 20.000 euros para los dos montañeros e incluye los gastos del viaje, así como los seguros, material médico o alimentos.

Una parte importante de los gastos se dedicará al equipo de escalada, el material de montaña colectivo como tiendas de altura, y los gastos de comunicación como teléfonos, ordenadores o internet.


Galería de imágenes