•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El consejero de Industria, Energía y Medio Ambiente, José Luis Navarro, ha inaugurado el Centro de Interpretación de la Naturaleza "Sierra Grande de Hornachos", área en la que confluyen dos figuras de protección, Zona de Interés Regional (ZIR) y Zona Especial de Protección para las Aves (ZEPA).

La Consejería ha invertido 345.000 euros en el nuevo centro que pasa a formar parte de la Red de Equipamientos Ambientales que posee la Junta de Extremadura con el fin de promover y facilitar el acercamiento, uso y disfrute de la sociedad a los valores naturales que albergan nuestras Áreas Protegidas.

El espacio ha sido distribuido en distintas salas interpretativas, dotadas de diferentes recursos didácticos e interactivos que permiten al usuario una visita participativa, mediante la utilización de paneles retroiluminados, aplicaciones informáticas, maquetas manipulables, recreaciones, sonidos, módulos sensitivos, o imágenes en movimiento.

Asimismo, se ha dedicado una parte del Centro de Interpretación de la Naturaleza a los orígenes, historia y formas de vida de sus habitantes, en la sala denominada el Túnel del Tiempo, y en la que se prevé exponer diferentes restos arqueológicos procedentes de donaciones de los propios vecinos o del Ayuntamiento de Hornachos.

Y, aprovechando el valor simbólico del edificio y el significado de los silos en comunidades agrícolas cerealistas, como las que han sustentado la base económica de la región extremeña, se ha puesto en valor la báscula, que aún conserva la maquinaria original.

El consejero José Luis Navarro ha resaltado precisamente las actividades tradicionales de la localidad, como la agricultura y la ganadería, como elementos fundamentales que "han permitido conservar durante tantos años el magnífico patrimonio natural de la zona y que la han convertido en una de las cuatro Zonas declaradas de Interés Regional en Extremadura por méritos propios".

Igualmente, ha reconocido la labor de los agricultores, ganaderos y propietarios de las fincas, a quienes ha señalado como "colaboradores imprescindibles" para lograr el grado de conservación de la Sierra Grande, rechazando cualquier connotación negativa de estas actividades con la protección del entorno: "Muchos señalan a los agricultores y ganaderos como enemigos del medio ambiente, y yo les digo que no, que al contrario, son colaboradores imprescindibles. Son las buenas prácticas tradicionales las que han permitido que hoy podamos disfrutar de este espacio que alberga una importante representación del bosque mediterráneo".

"Por ello -ha manifestado- tengo la voluntad de seguir contando para la gestión de la ZIR con la participación de todos los agentes, propietarios, Ayuntamiento y vecinos, y que exista el mayor grado de consenso posible. Este Centro es una buena oportunidad para todos y una oportunidad de desarrollo económico para la localidad, ya que será una fuente de atracción de visitantes y de generación de empleo en actividades como el turismo de Naturaleza o la derivada de la Educación Ambiental, en la que tenemos mucho empeño en la Consejería."

Para la gestión del Centro de Interpretación se ha suscrito un convenio de colaboración con el Ayuntamiento de Hornachos por valor de 22.000 euros anuales.


Galería de imágenes