•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La lluvia y el fuerte viento, de más de 60 kilómetros la hora, obligaron a suspender por primera vez en la historia del festival de la capital cacereña a las doce de la noche los conciertos de los grupos Saratoga, Rata Blanca y Mamá ladilla de Extremúsika por seguridad para los músicos.

De hecho, según los datos facilitados por la Agencia Estatal de Meteorología, ayer se recogieron en Cáceres capital 18.3 litros por metro cuadrado y la máxima intensidada fue de 9,6 litros por metro cuadrado en una hora.

La organización baraja la posibilidad de que estos conciertos se celebren a lo largo de la jornada de hoy, aunque todavía no se ha concretado nada, informa El Periódico Extremadura.

Asimismo y según informa la Policía Local, sobre las 3.40 horas , Cruz Roja solicitó a los agentes el desalojó de quince de personas que se encontraban acampadas, completamente empapadas y con signos de hipotermia.

La Policía Local trasladó a estos jóvenes a pabellón Serrano Macayo, donde pasaron la noche a resguardo. Los servicios municipales les facilitaron ropa, mantas, colchones y comida.