•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El agua de lluvia provocó anoche el derrumbe de un muro de unos 10 metros de longitud del vallado del cuartel de la Guardia Civil de Talayuela, un edificio de nueva construcción que abrió el pasado 12 de febrero.

El sargento del acuartelamiento avisó pasadas las 22.00 horas al alcalde, Raúl Miranda, quien al acceder a las instalaciones comprobó que, además del derrumbe, el agua había entrado al sótano y cubría 15 centímetros. Los bomberos de Navalmoral de la Mata, que se desplazaron al lugar, realizaron labores de achique con una bomba, aunque el resultado no fue el esperado debido a que el volumen de agua que se filtraba por los drenajes y la que entraba por las ventanas del subterráneo era mayor que la que expulsaba un motor.

Miranda explicó anoche que el derrumbe de la pared pudo producirse por no encontrarse entrelazados los distintos tramos del muro de bloques que hacían labores de vallado. Hoy entrará en contacto con la empresa constructora para comunicarle lo sucedido y reclamar con urgencia la reparación de los daños ocasionados, ya que se trata de una obra nueva.

Anuncios
Anuncios

La caída de la pared se produjo como consecuencia del almacenamiento, en un solar contiguuo, de abundante agua de lluvia, que provocó un efecto balsa y presionó hasta derribar el muro. A partir de ese momento, el agua cayó al interior del recinto y entró en los garages.

La construcción del cuartel de la Guardia Civil de Talayuela supuso una inversión de 1.050.000 euros. El proyecto, promovido por la Dirección General de la Guardia Civil, consta de un edificio ubicado en una calle de nueva creación junto al Instituto de Enseñanza Secundaria Obligatoria de Talayuela. Las obras han sido realizadas por la empresa placentina José y Margarita, que también se encarga de ejecutar las obras del centro de salud.


Galería de imágenes