•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El bebé de cinco meses que tuvo que ser ingresado en el hospital de Coria por intoxicación tras inhalar monóxido de carbono ha recibidio el alta hospitalaria esta mañana. El niño resultó herido leve durante el incendio de su vivienda en Ceclavín durante la madrugada del lunes.

El suceso tuvo lugar en el segundo piso del bloque número 17, de la calle Ronda, sobre la 01.10 horas de la madrugada del lunes. En el momento del incendio el bebé se encontraba en su casa con sus padres y su otro hermano de casi 3 años que salió ileso. El padre de la criatura, Juan Luis Granado, también permaneció en el servicio de Urgencias durante toda la noche y a las dos de la tarde de ayer recibió el alta hospitalaria.

Por su parte, la madre de los niños, Miriam González, también inhaló humo, pero no requirió ingreso hospitalario. Precisamente, esta mujer, junto con su marido fueron los que sacaron a sus hijos de la vivienda con rapidez al ver el incendio. "Yo y mi hijo mayor estábamos despiertos, yo me estaba poniendo el pijama y cuando he ido al salón he visto que estaba ardiendo la falda de la camilla", explicó la madre que lo primero que hizo fue coger a su hijo mayor y avisar a su marido.

Juan Luis Granado explicó ayer que se despertó con los gritos de su mujer e inmediatamente corrió hacia la habitación del pequeño que estaba durmiendo en la cuna. "Lo primero que hice fue coger al pequeño y salir de allí", afirmó. Una vez fuera, la madre con ayuda de otra persona reanimaron al bebé. "Cuando lo sacamos le hicimos la reanimación en la escalera", dijo. Después, los cuatro fueron atendidos en el centro de salud del pueblo y llevados al hospital cauriense.

Las causas exactas que han provocado el incendio aún están por determinar pero las primeras investigaciones tienden a que el fuego se originó en el brasero o bien en el enchufe del mismo, según comentaron los padres. El incendio fue sofocado por el dueño del piso con extintores y por algunos vecinos.

El incendió arrasó todos los muebles y objetos, entre éstos, la televisión, que había en el salón donde se originó el incendio. El resto de las habitaciones también han sufrido daños visibles, así como las puertas y la cocina de la que se ha desprendido parte de la pintura del techo. Ayer por la tarde, el padre de los niños fue al piso para ver in situ las consecuencias del incendio. "Todavía no había visto cómo había quedado y es increible", comentó. Granado, que confesó que todo sucedió en pocos segundos, ayer solo pudo recoger la llave del coche que incomprensiblemente quedó intacta entre los restos del mueble del salón totalmente carbonizado.

Durante el incendio acudieron los bomberos del parque de Coria, la Guardia Civil, sanitarios del Centro de Salud de Ceclavín y la Unidad Medicalizada del 112 con base en Coria. Además, el alcalde de Ceclavín, Pedro Martín, se interesó por el estado de salud del bebé y se trasladó al hospital de Coria, ayer por la mañana.


Galería de imágenes