•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Cinco madres de drogodependientes han constituido una nueva asociación, Nueva Luz de Almendralejo, con el objetivo de apoyarse entre sí y recibir más ayudas para sobrellevar la enfermedad de sus hijos. Es la única de estas características que hay en la ciudad.

La iniciativa partió de dos madres que ante "el grave problema que tienen en casa" y ante la escasez de recursos para erradicarlo decidieron unirse y luchar juntas. Por ello, pidieron ayuda a la Junta y al ayuntamiento para crear la asociación. Con el apoyo de los técnicos de los Servicios Sociales, las concejalías de Asuntos Sociales y Participación Ciudadana y la monitora de asociacionismo ya pueden funcionar como asociación. Aunque ahora son cinco, esperan que otras familiares que tengan este problema también se inscriban.

Anuncios

La presidenta de Nueva Luz, Saturnina Arroyo, aseguró ayer que el principal paso es que los familiares "abran los ojos y vean el problema de drogodependencia que tienen en casa". "Pretendemos compartir, desahogarnos y luchar por nuestras familias, porque solas no podemos, por eso pedimos ayuda a los profesionales", añadió.

Anuncios

La educadora social, Carmen Paredes, señaló, por su parte, que el tema se lo tienen que tomar con naturalidad. "Es un tema tabú, que muchos lo esconden y esto perjudica todo y no ayuda en nada", señaló.

La principal línea de trabajo está enfocada a la prevención, pero también perseguirán otros fines como son la atención a los familiares, la integración de los enfermos social y laboralmente, trabajar con otras asociaciones sociosanitarias y formar a mediadores.

Para conseguir todos estos objetivos organizarán actividades, como talleres y les darán atención psicológica. La primera es la celebración de un seminario, sin fecha aún, con una asociación de estas características de Badajoz, para recibir consejos.

El concejal de Participación Ciudadana, Juan Manuel Forte, reconoció ayer que en Almendralejo está muy extendido el problema de las drogas, sobre todo entre los jóvenes, aunque son pocos los que acuden a las instituciones para recibir ayuda.


Galería de imágenes