•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Policía Nacional de Cáceres desaloja a un grupo de okupas instalados en una vivienda del número 20 de la calle Postigo. El desaloja se inició sobre las 12 del mediodía de ayer y no se registraron incidentes.

Al parecer, el propietario de la vivienda conoció el pasado domingo que cuatro o cinco jóvenes habían ocupado su propiedad, en la que no vivían nadie, pero ni estaba abandonado ni en ruina. Ante esta situación, presentó una denuncia en el Juzgado número 1 de Cáceres, que ordenó el desalojo.

El dueño desconoce cuándo ocuparon la vivienda, pero cree que no hace mucho, puesto que pasa por ella con cierta frecuencia.

Anuncios
Anuncios

Los jóvenes ocupas pretendían crear un centro social y habían llevada a la casa colchones, bombonas de butano y comida.


Galería de imágenes