•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El ayuntamiento se ha encargado de adecentar y limpiar el parque rústico construido el pasado año en el paraje conocido como el pilar de Tiza debido al estado de abandono en el que está desde su inauguración. Así, durante los dos últimos días varios trabajadores de Minusbarros han cortado la hierba que había crecido con intensidad, han limpiado la zona e incluso han colocado bolsas de basura en las papeleras.

Según explicó ayer el portavoz del equipo de gobierno, Fernando Bote, el parque pertenece al departamento de vías pecuarias de la Junta de Extremadura, por lo que tendría que haber sido esta la que asumiese su mantenimiento, aunque al ayuntamiento no le importa hacerse cargo de su cuidado, siempre y cuando el Gobierno regional le comunique que hace falta hacerlo. Destacar además que la Junta aún no ha recepcionado la obra, pues todavía falta que la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) le dé permiso para recoger agua del pozo que se ha hecho y que llegue al pilar, que actualmente no hecha agua.

La entonces Consejería de Agricultura y Medio Ambiente invirtió unos 50.000 euros en la construcción del parque, cuya obra comenzó con retraso tras comprobarse que parte de los terrenos en los que se pretendía actuar eran de propiedad privada, concretamente de la familia de un concejal del Partido Popular. Ante el desacuerdo con la propiedad, el ayuntamiento y la Administración regional decidieron continuar con los trabajos y actuar solo en la parte que era de titularidad pública. La obra realizada incluyó la pavimentación de la zona y la limpieza del arroyo de Tiza.


Galería de imágenes