•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Diario Oficial de Extremadura publica la resolución por la que se aprueba el Plan de Impulso de la Mejora Continua y Modernización Tecnológica para el periodo 2008-2011, que tiene como objetivo consolidar a la Junta de Extremadura como una administración moderna e integrada, que ofrezca al ciudadano mejores posibilidades de acceso a una gran cantidad de servicios a través de Internet y realizar trámites de forma on-line.

La Administración extremeña quiere actuar como garante del acceso universal a la llamada Sociedad de la Información. En ese sentido, la Junta ve en los nuevos avances tecnológicos y en las TICs las herramientas garantes que permitan a la e-Administración impulsar el ideal de Administración única y próxima para el ciudadano.

Para lograr su propósito el nuevo Plan se estructura en cuatro líneas estratégicas. La primera está dirigida a dar respuestas eficaces a las necesidades y expectativas de la ciudadanía. Para ello, cuenta con herramientas como el análisis de satisfacción y demanda a través de encuestas de medición.

La segunda va encaminada a procurar el desarrollo de una Administración innovadora, que permita el intercambio de información entre los servicios públicos. Algunos de los programas en torno a los cuales se articula esta estrategia son la tramitación automatizada de procedimientos, la implantación de un archivo documental electrónico y la extensión de la firma electrónica reconocida.

La tercera estrategia se centra en el desarrollo de las personas que trabajan en la administración mediante planes formativos específicos, el diseño de un modelo de evaluación del desempeño, o la valoración e impulso de SIRhUS como herramienta para la adecuada gestión de los recursos humanos.

La intención de ofrecer más y mejores servicios a la ciudadanía es el objetivo de la cuarta estrategia, la cual se llevará a cabo prestando servicios integrales de atención multicanal, con una elevada capacidad de accesibilidad y respuesta, como el despliegue de las oficinas de respuesta personalizada, la implantación de una oficina de atención al ciudadano en cada consejería, o el desarrollo de un sistema de comunicación inmediata entre los distintos centros de información.

En definitiva, se trata de desarrollar un modelo de Administración que atienda e informe a la ciudadanía de manera cercana y próxima, que aprovechando el apoyo de las nuevas tecnologías se anticipe a sus necesidades y que facilite la interacción eliminando trámites y barreras.


Galería de imágenes