•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Alrededor de 40 metros del muro de bloques de hormigón y vallado metálico que protege el Parque de Cadenetas de Coria se desplomaron en la madrugada del jueves por el fuerte viento. Afortunadamente, la caída de las piedras y de los hierros no causó daños personales, ni materiales ya que el muro cayó en el interior del parque sobre unos jardines evitando así que cayera en la vía pública donde normalmente hay vehículos aparcados. Aunque, sí provocó algún que otro susto entre los vecinos que viven cerca del lugar que escucharon un estruendoso ruido. El desplomé también ocasionó destrozos en las ramas de algunos alcornoques y en los jardines.

Ayer por la mañana, tres operarios del Ayuntamiento de Coria trabajaban en la reposición del muro y del vallado. Se ha comenzado por los trabajos de limpieza y recogida de las ramas rotas de los árboles, así como los hierros y piedras y la reposición completa llevará varios días.


Galería de imágenes