•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Unidad Orgánica de la Policía Judicial y agentes de la Guardia Civil de Aliseda y Malpartida de Cáceres desarticulan una banda dedicada a cometer robos en fincas de la Sierra de San Pedro, enclavadas en los términos municipales de Cáceres, Malpartida de Cáceres y Aliseda.

Según informa El Periódico Extremadura, durante los últimos meses, se registraron un elevado número de robos en las viviendas de varias fincas, lo que provocó una alarma social entre los propietarios y vecinos de la zona, ya que los ladrones desvalijaban sin escrúpulo las casas.

Tras la investigación, la Guardia Civil realizó tres registros, dos en Malpartida de Cáceres y otro en una vivienda situada en el paraje denominado Cuartos de Baños, situado en el término municipal de Cáceres, consiguiendo con ello, la recuperación de numeroso material procedentes de los robos cometidos en los dos últimos años en la Sierra de San Pedro.

Asimismo, a raíz de los registros, la Guardia Civil procedió a la detención de tres personas, como supuestos autores de 15 delitos de robos con fuerza en las cosas y cuatro de daños, imputándoles la autoridad judicial los delitos de amenazas y coacciones, consiguiendo con ello, desarticular la banda presunta autora de los numerosos robos.

De hecho, la Guardia Civil destaca a una de las víctimas de la banda, que acosada con los robos que cometían en su chalet, situado en el paraje denominado Cuartos de Baños. A la víctima le ofrecieron comprar la finca con la vivienda, no accediendo a ello, la acosaron cometiendo en la vivienda un total de cuatro robos, viéndose obligada a venderlo y a marcharse a residir a otra región tras el acoso recibido, siendo sus actuales propietarios, los supuestos autores de los robos cometidos.

La mayor parte de los objetos recuperados han sido reconocidos por sus propietarios, entre los que se encuentran generadores de corriente, motosierras, frigoríficos de gas, televisores, cámaras de fotos, placas solares, motores de agua, antenas parabólicas, una motocicleta, un remolque y numerosos enseres.

Igualmente, los agentes de la Guardia Civil descubrieron tres zonas especialmente preparadas para el ejercicio de la caza furtiva, con comederos y bebederos ilegales, preparados para atraer a los animales salvajes (ciervos y jabalíes), y abatirlos desde plataformas situadas en las copas de los árboles. En uno de los registros, también fue intervenida carne y embutidos procedentes de animales salvajes. Hasta el momento, la Guardia Civil ha conseguido esclarecer un total de 15 delitos de robo con fuerza en las cosas, aunque la operación continúa abierta y no se descarta el esclarecimiento de otros hechos.

Las tres personas detenidas fueron puestas a disposición del titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Cáceres. Dos de ellas ingresaron en prisión dos de ellas, y la tercera quedó en libertad con cargos .