•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Representantes de los ayuntamientos de las grandes ciudades de la región, asociaciones de vecinos y organizaciones empresariales del sector hostelero se reunieron ayer en Mérida con el consejero de los Jóvenes y del Deporte, Carlos Javier Rodríguez, para abordar los problemas del ocio nocturno en las grandes ciudades de la región y plantear posibles soluciones. El consejero propuso que se elaborase un pacto entre todos los implicados para hacer compatible el ocio juvenil con el negocio de los hosteleros y con el derecho al descanso de los ciudadanos.

Se trata de una primera toma de contacto entre todos los sectores, por lo que también asistieron miembros del Consejo de la Juventud de la Extremadura, para poner sobre la mesa la opinión de los jóvenes extremeños.

El Gobierno regional no había vuelvo a abordar esta cuestión desde que en noviembre del pasado año se celebrara el primer Consejo de Grandes Ciudades, compuesto por el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, y los alcaldes de las ciudades Badajoz, Cáceres, Mérida, Plasencia, Don Benito, Villanueva y Almendralejo.

En aquel encuentro, Vara acordó crear un grupo de trabajo en el que estuvieran presentes todas las sectores relacionados con el ocio nocturno con el objetivo de intentar hacer compatible el ocio con el descanso.

Y así se hizo en la reunión de ayer, donde los concejales, empresarios, asociaciones de vecinos, y representantes de la Consejería de los Jóvenes y del Consejo de la Juventud abordaron la necesidad de llegar a un acuerdo para coordinar medidas que mejoren la situación actual.

Una vez escuchadas todas las partes, Rodríguez propuso la articulación de un "pacto de ocio nocturno de calidad" partiendo del consenso y solicitando a los asistentes la flexibilidad en sus posturas, aunque no se anunció ninguna medida concreta.

Además, según señaló el consejero, las conclusiones de este foro serán trasladadas al presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, quien abordará de nuevo este tema con los alcaldes en el próximo Consejo de Grandes Ciudades. "Ellos serán los que decidan si los acuerdos adoptados son susceptibles de proceder o hay que seguir trabajando", aclaró.

Apuntó que, como representante del Gobierno autonómico, él asistió para escuchar ideas y proponer soluciones. "La administración regional tiene que tener una posición conciliadora para luego estudiar la mejor solución y presentarla al presidente. Estamos abiertos a cualquier tipo de propuesta".

Para el concejal de Juventud de Mérida, Roberto Olivera, los problemas derivados de la incompatibilidad entre el ocio y el descanso en algunas ciudades, sobre todo las más pobladas y con universidad, era algo que la Administración tenía que abordar "de inmediato" junto con los vecinos, la hostelería y los jóvenes de la región. "Creo que al final se llegará a un acuerdo", dijo. Además, Olivera confía en que los jóvenes extremeños respetarán las decisiones que se tomen en las ciudades con respecto al ocio porque son personas "responsables y conscientes".


Galería de imágenes