•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Unos 5.000 ganaderos de toda Extremadura según los convocantes (Apag Extremadura, Asaja y Apag Asaja Cáceres) y 1.500 según los datos de la Policía Nacional, se han manifestado en Mérida para demandar "soluciones reales" contra la crisis ganadera. También han pedido al presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, que lidera las actuaciones del Ejecutivo extremeño en un intento por corregir esta situación.

Los ganaderos se han concentrado ante las puertas de la Consejería de Agricultura y Desarrollo Rural antes de iniciar la marcha que les llevará al edificio de Presidencia.

Las organizaciones agrarias convocantes han reiterado su reivindicación del desacoplamiento total de las ayudas y una reestructuración del sector, además de facilidades para las personas que quieran abandonar la actividad y el cumplimiento de la Norma del Ibérico.

El presidente de Apag Asaja Cáceres, Angel García Blanco, señaló que "el ovino está muerto, el vacuno a punto de defunción y el porcino lo acabamos de enterrar, pero nosotros necesitamos que los resuciten, y los únicos que pueden hacerlo son nuestros políticos, aunque desgraciadamente el consejero de Agricultura ha huido. A ver si tenemos mejor suerte con el presidente de la Junta", según palabras del líder agrario recogidas por El Periódico Extremadura. 

También dijo que, a pesar de las dificultades, los agricultores y ganaderos seguirán trabajando en el campo porque es un sector "igual de digno que cualquier otro".

Mientras, el presidente de Apag Extremadura Asaja, Bibiano Serrano, dijo que esta manifestación es la respuesta de los ganaderos a la "mentiras y medias verdades" del consejero.

Pidió además que se pongan sobre la mesa planes estratégicos para el sector, "como se ha hecho en otras comunidades autónomas".


Galería de imágenes