•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Issam Ghayour no actuó trastornado ni ofuscado cuando asesinó con alevosía y saña a su novia María Antonia Pérez Moreno, de Casar de Cáceres y de 37 años, a la que degolló con una navaja hasta que murió desangrada en una habitación del número 90 de la avenida Hernán Cortés el 20 de mayo del 2006.

El jurado popular que ha juzgado el caso emitió ayer un veredicto por unanimidad de culpabilidad de los cargos imputados por la Fiscalía: asesinato con agravante de alevosía, ensañamiento y parentesco y el atenuante de confesión.

"Se ha hecho justicia con mi hija. Esto me da fe y tranquilidad, solo pido que no le pase a otra mujer y que ninguna madre vuelva a pasar por este sufrimiento", declaró tras conocer el fallo del jurado la madre de la víctima, Ascensión Moreno, quien estuvo arropada por el alcalde de Casar, Florencio Rincón; la directora del Instituto de la Mujer, María José Pulido, y la diputada de Igualdad de la diputación provincial, Rosario Cordero, informa El Periódico Extremadura.

El abogado de la defensa, Fernando Agorreta, anunció que se recurrirá la sentencia –que se hará pública en los próximos días–. El defensor adelantó que dicho recurso insistirá en reclamar la atenuante de enajenación y que se desestime el agravante de ensañamiento.