•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La línea ferroviaria Madrid-Lisboa a su paso por la región "no se cierra", y su reapertura al tráfico se producirá "cuando esté en un estado lo suficientemente seguro". Así lo aseguró la directora general de Transportes, Justa Núñez, en la Comisión de Fomento y Vivienda que se celebró en la Asamblea de Extremadura, y en la que el Grupo Popular formuló una pregunta sobre las medidas propuestas por la Junta de Extremadura para que no puedan producirse accidentes en esta línea.

Esta línea ferroviaria permanece cerrada al tráfico desde que hace unas semanas se produjo un accidente a la altura de San Vicente de Alcántara, y hace un año se produjo otro, por lo que el diputado popular Víctor del Moral criticó la situación "deplorable" que presenta esta vía en los más de 40 kilómetros que hay entre las localidades de Herreruela y Valencia de Alcántara.

Lamentó que "la medida que se está adoptando para que no ocurran más accidentes es cerrar la línea", y mostró su consideración de que "se está dejando morir" esta línea, "pues en los últimos años el tráfico de mercancías ha dejado de pasar, y los trenes que se dirigían a Lisboa han ido decreciendo paulatinamente", señaló Del Moral. Añadió, en este sentido, que en la actualidad por esa vía, donde según dijo hay carriles que datan de 1914 y nunca se han arreglado, "pasa el Talgo y poco más", y que debido a la situación que presenta "Adif no se atreve a dar la orden de reabrir la vía".

Ante las afirmaciones y argumentos del diputado popular, la director general de Transportes, Justa Núñez, aclaró que la Junta "no es competente en materia ferroviaria en este tramo", para hacer constar seguidamente que, en cualquier caso, el Gobierno regional ha contactado con la Dirección General de Ferrocarriles del Ministerio de Fomento, así como con Adif y con Renfe, instando a que "a la mayor brevedad posible se tomen las medidas necesarias para que las estructuras ferroviarias que atraviesen Extremadura se encuentren en condiciones adecuadas de funcionamiento". No obstante, insistió en asegurar que "esta vía no se cierra", y en explicar que "ahora mismo el tráfico está desviado porque están viendo qué zonas tienen que seguir reparando, reparaciones de las que se hará cargo de Adif", aclaró.

Núñez indicó que en la actualidad los técnicos de Adif están comprobando en qué estado se encuentra la línea para, en un par de semanas, iniciar las obras de reparación de los tramos aún pendientes, "y cuando su estado esté lo suficientemente seguro para que vuelva a circular el tren la línea se restablecerá". Y para concluir advirtió a los populares: "Esta línea no esta muerta, ni se está dejando morir, es solo que cuando hay un accidente no se puede actuar sin antes estudiar cuáles han sido las causas".