•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los 407 alumnos del colegio Prácticas tendrán que finalizar este curso en otros dos centros de la ciudad a los que se trasladarán el próximo miércoles ante riesgos que se han evidenciado en el edificio que ahora ocupan, en la avenida de la Montaña. La decisión la comunicó ayer el delegado provincial de Educación Enrique García, primero al claustro de profesores del centro, con los que se reunió por la mañana, y por la tarde a los padres de los niños, que durante la mañana habían estado especulando con las causas del traslado y el destino de los niños.

Según las palabras del delegado provincial, el lunes y el martes se suspenden las clases en el centro "para iniciar el traslado del material imprescindible" a los centros de destino. Infantil y el primer ciclo de Primaria quedarán ubicados en el Colegio Número 16 de la Mejostilla, mientras que el segundo y el tercer ciclo de Primaria se instalarán en aulas de un módulo independiente de la Universidad Laboral. Allí se ubicarán también la secretaría y la dirección del centro, el servicio de comedor –para lo que se ha habilitado una sala de unos 50 metros cuadrados y una cocina– y las actividades complementarias que se desarrollaban por la tarde en el Prácticas.

NO HAY RIESGO INMINENTE La evacuación se decidió el pasado lunes en un consejo de dirección de la consejería. Pero "no existe riesgo inminente", repitió en varias ocasiones a los padres el delegado provincial de Educación, Enrique García, que señaló que la evacuación responde más bien a la comodidad de los alumnos y a las obras de mejora integral que reclamaban los padres y que ahora se iniciarán.

En todo caso, el detonante parece haber sido el desprendimiento de parte del techo de uno de los baños de la primera planta, que dejaba al descubierto un trozo de la viga metálica. Tras evaluarlo, primero el constructor y luego una aparejadora de la Junta, concluyeron que tras ese desprendimiento podía haber un problema mayor, por lo que era necesario realizar un análisis más exhaustivo que permitiera determinar la situación del edificio a fin de ver luego la magnitud de las obras que se tienen que practicar. De esta forma, la próxima semana se iniciarán unas pruebas de carga que permitirán evaluar hasta qué punto está dañada la estructura. Tras conocer los resultados se iniciarán las obras de mejora del inmueble.

"Aún no sabemos cuánto tiempo durarán los trabajos y no lo sabremos hasta que no se analice la estructura", para lo cual no hay plazo, según dijo el delegado, aunque sí garantizó que se reabrirá el centro en Virgen de la Montaña.


Galería de imágenes