•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El ayuntamiento ha obligado a la Unión Temporal de Empresas Occidental Infraestructuras-Trigemer a arreglar las deficiencias que tiene la avenida de Badajoz después de finalizar las obras de remodelación.

Los técnicos municipales han elaborado un informe en el que dan cuenta de los defectos de la calle. El mismo ha sido aprobado en junta de gobierno local y el consistorio ya ha dado cuenta a la empresa de que acometa en la mayor brevedad posible las reparaciones. No obstante, el concejal de Urbanismo, Fernando Bote, aseguró ayer que al ser las "deficiencias muy evidentes y llevando tiempo allí" habían comunicado su queja a la empresa en varias ocasiones.

Una de las deficiencias de la vía es el hundimiento del saneamiento y del firme. "No se ha hecho bien y se puede ver cómo están hundidas algunas alcantarillas; además, la vertiente tampoco está bien y cuando llueve no recoge bien el agua", explicó el edil. Además, comentó que los arreglos afectarán principalmente al levantamiento del firme, fundamentalmente en la mitad de la avenida. También falta por acometer una parte de los acerados y arreglar las baldosas sueltas que hay en otras zonas.

La empresa comenzó las obras de remodelación en el mes de abril del año pasado y las acabó después del verano. El presupuesto fue de 187.000 euros, a los que hubo que sumarle 100.000 más por algunas modificaciones en el proyecto que se realizó por la red de saneamiento. También falta por renovar el alumbrado, del que se encargará el ayuntamiento. Bote señaló que la empresa reconoce los fallos que han tenido y están en disposición de arreglarlos. "El problema ha estado en que han hecho a la vez las obras de Vistahermosa y ésta, pero tenemos esperanzas de que ahora subsanen todos los fallos que han cometido", indicó.


Galería de imágenes