•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El pleno extraordinario de la Diputación de Cáceres asumió ayer la gestión de los seis kilómetros de la carretera propiedad de la Confederación Hidrográfica del Tajo entre Moraleja y La Moheda de Gata, en cuyo arreglo este organismo estatal invertirá más de un millón de euros.

El pleno también dio luz verde a dos planes de obras de casi cinco millones de euros. El más importante, de 4,4 millones, se ejecutará en 78 municipios e irá destinado a pavimentaciones, cementerios, alumbrado público y edificios consistoriales.

La mitad del presupuesto está aportado por el Estado (2,2 millones de euros) y el resto por la diputación (1,7 millones) y los ayuntamientos (501.824 euros). El segundo plan, para 16 municipios con las bajas del anterior, supondrá actuaciones por valor de 480.000 euros. Según Miguel Angel Morales, diputado de Fomento, se trata de "una buena noticia para los municipios" y avanzó que parte de los proyectos están ya realizados para que las ayuntamientos puedan empezar a adjudicar las obras durante este año.

Asimismo, el gobierno provincial presentó un plan para eliminar escombreras con un presupuesto de 23 millones de euros con cargo a fondos europeos. El proyecto se tramitará ante el Ministerio de Administraciones Públicas con cargo a fondos europeos, que se destinarían a financiar la ejecución de un plan de gestión de residuos de la construcción.

Según detalló Rosario Cordero, diputada de Desarrollo Local, entre las actuaciones previstas se incluyen el sellado de escombreras, la construcción de cinco plantas en la provincia y otras 16 de segundo orden o cinco puntos limpios. La diputación aportará el 30% del total del proyecto. También se ha incluido la segunda fase de los colectores del Valle del Jerte, para los que se han presupuestado un total de cinco millones de euros.