•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los vecinos de la barriada pacense de Suerte de Saavedra afectados por el incendio del 30 de enero, han presentan en la comisaría una querella contra la Consejería de Fomento de la Junta de Extremadura por "daños morales y coacción", dado que se les ha retirado la ayuda para pernoctar en hoteles y se han visto obligados a volver a sus casas. Así lo anuncia el presidente de la Plataforma de Suerte de Saavedra en Badajoz, Antonio Chacón.

Según recoge El Periódico Extremadura, en este incendio, originado en uno de los garajes de las viviendas, se vieron afectados 3 bloques de protección oficial construidos por la Junta de Extremadura, y por el que fueron evacuadas todas las familias afectadas. Hasta la fecha han podido volver a sus hogares las familias con seguro de dos de los bloques afectados, mientras que el resto y los inquilinos del bloque 2 permanecen en hoteles pagados por la Consejería de Fomento, que además se responsabilizó de la limpieza de las zonas comunes de los edificios afectados.

Así, este jueves se certificó, por parte de las empresas contratadas por la Junta extremeña, que no había riesgo en las estructuras del bloque afectado, garantizando la seguridad y su habitabilidad, pero sin embargo, relata Chacón que el problema surge las familias que carecen de seguro, que son cinco del bloque 2 y otras tantas del resto de bloques afectados, ya que no cuentan con medios para la limpieza.

Por ello, Antonio Chacón reclama a la Consejería de Fomento que "esperé hasta conocer con seguridad cual es el coche en el que se originó el incendio". El portavoz de los vecinos afectados añade que "la compañía de seguros de este vehículo debería hacerse responsable subsidiario de los daños causados y costear los gastos de limpieza", ya que de otra forma las familias sin seguro "están desamparadas".

Por su parte, el coordinador de IU Extremadura, Pedro Escobar, observa que, si bien no se cuestiona la seguridad de la estructura de las viviendas, si se hace sobre la "salubridad" de las mismas, dado que "están llenas de hollín y sustancias tóxicas", además de que los bajantes "de PVC y plástico" se han visto afectados y "hay filtraciones de aguas fecales que producen un olor insoportable".

Escobar recalca también que hay certificados médicos que avalan la "imposibilidad" de que algunos menores vuelvas a sus casas en estas condiciones, añadiendo que "las compañías y los médicos recomiendan no habitar las viviendas hasta que no se limpien de forma industrial". Así para el coordinador extremeño de IU, la Consejería de Fomento "se ha precipitado" al recomendar la vuelta a sus hogares de los afectados, por lo que pidió que nuevos técnicos vuelvan a inspeccionar las casas afectadas y evalúen la pertinencia del realojo.


Galería de imágenes