•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los representantes del Partido Socialista de Moraleja no han participado en los actos religiosos convocados con motivo de la celebración de San Blas, patrón de la localidad, en señal de protesta por "la inmoralidad de la Conferencia Episcopal".

Para el PSOE, la Conferencia Episcopal está "utilizando el terrorismo para hacer campaña electoral a favor de la derecha extrema de este país y apoya de forma descarada una opción política, como es la del Partido Popular". Desde el pasado viernes y hasta ayer, fiesta local en Moraleja, se convocaron diversos actos religiosos en los que sí participaron representantes de otras formaciones políticas, pero no del PSOE. No obstante, los ediles socialistas sí estuvieron en el resto de actividades de San Blas, como es el caso de la celebración organizada por los quintos del año 1973.

"La Conferencia Episcopal se muestra diligente a la hora de ayudar al PP, a pesar de que cuando gobernó existía la misma ley del aborto que hoy y la Iglesia no decía nada", añadieron desde el Partido Socialista. Asimismo, denuncian que "el posicionamiento tan descarado de la Iglesia Católica a favor de un partido político señalando como opción a despreciar la que encarnan los socialistas es también una falta de respeto hacia muchos creyentes que votamos opciones de izquierda y  nos sentimos abochornados por la actuación de una jerarquía eclesiástica politizada".

Además, la portavoz del Partido Socialista, Teresa Roca, criticó la actitud que mantiene en los plenos la alcaldesa de Moraleja, Concepción González, del Partido Popular. Roca acusó a González de actuar de forma "totalmente dictatorial" y aseguró que "no permite la participación del PSOE". El pleno correspondiente a este mes concluyó con la expulsión del edil socialista, Felipe Mayoral, y el abandono de la sesión por parte del resto de compañeros de partido. La alcaldesa aseguró que expulsó a Mayoral porque "impedía el normal desarrollo" del pleno.


Galería de imágenes