•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Varios grupos ecologistas que tienen su zona de acción en el norte de Cáceres han unido sus voces para expresar su postura sobre el futuro centro de cría en cautividad que se pondrá en marcha en la comarca de Trasierra-Tierras de Granadilla.

Estas asociaciones ven "un fracaso en las futuras poblaciones de linces ibéricos que se reproducirán en el centro de cría". La Asociación Cultural y Ecológica Cefares, la Asociación Lobo Cerval, el colectivo para la Conservación del Lince Ibérico, su Habitats y Alimentacion y Ecologistas en Acción Granadilla basan su postura en varios motivos y el principal es la destrucción "del habitat del conejo de monte con sus poblaciones naturales".

Critican además el abandono de los jaulones de conejos que se colocaron en su momento para asegurar las poblaciones de estos animales existentes en la zona y que ahora son sólo "chatarra oxidada". Otra de los motivos que puede llevar al fracaso del proyecto de cría del lince es la instalación de parques eólicos en el norte cacereño. Los colectivos consideran que no es acertada la política de conservación que está llevando a cabo la Consejería de Energía, Industria y Medio Ambiente. "Pasan por alto que los parques eólicos no dañarán a las futuras poblaciones y crías".

Desde estos grupos se preguntan si las administraciones y los políticos se gastarán dos millones de euros en esta iniciativa para hacerse la foto y luego soltar los ejemplares en áreas de parques eólicos, autovías o regadíos porque "cada vez hay menos espacio para ellos". Lamentan que se gaste el dinero público con tanta facilidad y aseguran que estas políticas están llevando a la desaparición de especies autóctonas. "En los años 80 fue el lobo ibérico y en los 90 se dejaron venir abajo la población de linces", recordó Carlos Pino del colectivo Lobo Cerval.

SIN FUTURO Estos grupos dan la voz de alarma sobre el futuro centro de cría en cautividad y valoran que "no tendrá futuro" si la Junta de Extremadura continúa con la política de montar aerogeneradores "en Lugares de Interés Comunitario para el lince".

Carlos Pino, en nombre de Ana Batuecas (asociación Cefares) y de José Ignacio Carretero (Ecologistas en Acción Granadilla) deseó mucha suerte a Astrid Vargas, directora del programa de cría en cautividad del lince ibérico que trabaja ahora en Doñana y será la encargada de coordinar la estructura del centro en Granadilla. No obstante estas asociaciones reiteraron su apoyo a la energía eólica pero se posicionaron a favor de que se instalen en "zonas donde no hagan daño a la biodiversidad".


Galería de imágenes